Volkswagen Bulli: la nueva cara de la furgoneta de los hippies


Volkswagen AG presentó esta semana en el Salón del Automóvil de Ginebra una nueva versión de la camioneta Volkswagen Bus que lanzó en 1950 y fue adoptada por la comunidad hippie como su vehículo favorito. Dejo de fabricarse en 1967, aunque tuvo versiones posteriores que llegó a todos los puntos del planeta.

Bautizada como Volkswagen Bulli en homenaje al templo gastronómico de Ferrán Adriá, este prototipo tiene seis plazas, motor eléctrico de 115 CV y 270 Nm, y, para ir con los tiempos, las funciones de entretenimiento de abordo se contran con una iPad que va integrada en el salpicadero; también trae de serie manos libres bluetooh y sistema de navegación.

La Bulli es un poco distinta que la versión original creada por el importador holandés Ben Pon, un pelín más baja y más ancha, y su frontal es menos cuadrado, incluyendo faros led traseros y delanteros. Sus medidas son 3,99 metros de largo, 1,75 de ancho y 1,70 de alto.

Su velocidad máxima 140 kph., y su autonomía con la carga total de su batería de litio-ión, es de 300 kilómetros. Y sí, algunos detalles de la original se mantienen: asiento delantero corrido para 3 personas, pedales, volante,  tapicería y su exterior está pintado en dos colores.

Aunque Volkswagen AG no ha confirmado la fabricación de este modelo de camioneta, es posible que tengamos un modelo diesel y dos de gasolina 1.0 y 1.4.

Vía | Visión Automotriz

Más información: Familia sobre ruedas


Deja un comentario

Connect with Facebook